Impuesto de Sucesiones: breve resumen de las normas especiales para herencias

Un tema que con toda seguridad ronda por la cabeza de cualquier heredero es la cuestión relativa al impuesto de sucesiones. La ley en la que se regula el impuesto de sucesiones es la Ley 29/1987 de 18 de diciembre del Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones. En ella se establecen las normas que regulan el gravamen por la adquisición de bienes y derechos, sea a través de herencia o donación, así como el dinero que podamos percibir como beneficiarios de seguros de vida, siempre que no seamos la parte contratante de los mismos (artículo 3º de la Ley 29/1987). Dado que lo que normalmente entendemos por herencia, en el uso ordinario de este término, se corresponde con lo que en el lenguaje jurídico se entiende como adquisición mortis causa, veremos a continuación lo que se establece en esta ley respecto de las adquisiciones mortis causa.

Testamento-impuesto-sucesiones

La Sección II de la Ley 29/1987 es la dedicada a las “Normas especiales para las adquisiciones mortis causa. Esta sección comprende cinco artículos (del 11º al 15º). Esta reglamentación es la que tenemos que tener en cuenta cuando recibimos una herencia de un difunto, es decir, cuando recibimos una herencia sin más, tal y como generalmente se utiliza el término. Nuestros abogados expertos en herencias nos asesorarán sobre ello. No obstante, a continuación explicamos de qué trata cada uno de estos artículos, a modo de sumario introductorio a cada uno de ellos.

Artículo 11. Adición de bienes. En este artículo se especifican los bienes que forman parte de la herencia, aquellos que serán gravados por el Impuesto de Sucesiones. (Tener en cuenta que el apartado 1.c. de este artículo se sustituye por lo redactado al respecto en la Ley 14/2000 de 29 de diciembre).

Artículo 12. Cargas deducibles. En él se establecen las cargas deducibles sobre el valor real de los bienes heredados.

Artículo 13. Deudas deducibles. Se refiere a las deudas que podrán deducirse y que haya dejado pendientes el causante de la sucesión (en un lenguaje más crudo, el difunto). Las deudas contraídas con administraciones públicas (Estado, comunidades autónomas, etc.) serán deducibles (13.2). Las deudas contraídas con otras entidades jurídicas o personas físicas, deberán ser acreditadas, para que la administración pueda exigir su ratificación por los herederos (13.1).

Artículo 14. Gastos deducibles. Especifica los gastos deducibles a la hora de determinar la base imponible.

Artículo 15. Ajuar doméstico. Se establece que el ajuar doméstico se tendrá en cuenta en la masa hereditaria, así como el valor que se le asignará al mismo.

Estas son las normas específicas para las adquisiciones mortis causa. Si necesitas más información podrás consultar con un abogado especialista en herencias y sucesiones.

© Imagen: estrategiastendencias.blogspot.com

2 thoughts on “Impuesto de Sucesiones: breve resumen de las normas especiales para herencias”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *