¡Me han desheredado!

Escuchar música mientras se escribe, sea sobre temas jurídicos, sea una carta al director de algún periódico, inspira. Y es lo que nos ha ocurrido hoy a nosotros, que nos hemos puesto a escribir escuchando música y nos hemos inspirado. Por ello a continuación os contamos un relato con una base jurídica real. Porque literatura y derecho no tienen por qué estar reñidos. Este se titula ¡Me han desheredado!

me-han-desheredado
Mc Culley Culkin, alguien a quien muy probablemente sus padres desheredarían.

¡Me han desheredado!

Juan Perálvarez quedó atónito cuando supo que su padre lo había desheredado. No entendía cuál era el motivo, es más, ni siquiera sabía si había algún motivo para ello. Que él supiera no, pero ¿Qué tenía que decir el difunto al respecto? No había manera de saberlo pues, como su propio estado indicaba, el difunto no podía justificarse. Juan, no obstante, pensó en montar una sesión de espiritismo o hablar con algún médium, para que contactara con el difunto, como si este siguiera vivo en otro plano de existencia. Y así lo hizo. Visitó a Zarzanmar el del Sendero Tenebroso, un famoso médium, que vivía al lado de unos abogados especialistas en herencias.

Juan habló con Zarzanmar. Y este se puso a la labor, intentando contactar con el difunto. Zarzanmar cogió su Smartphone y dio unos pases mágicos sobre él, tras lo cual se lo colocó en la oreja.

— Estoy intentado contactar con tu padre — dijo Zarzanmar.

Juan se quedó atónito. Zarzanmar, viendo la cara de su cliente, volvió a hablar:

— ¡Ah, ya lo cogen, ya lo cogen! — exclamó el médium, a la vez que iniciaba una conversación telefónica — Hola, buenos días. ¿Podrían ponerme con el señor Antonio Perálvarez? Sí, sí de Madrid. Es que tengo aquí a su hijo, que quiere hacerle un par de preguntas… Sí, sí, sobre la herencia… ¡Pues ya ve, que han desheredado al muchacho!… Sí, lo de siempre.

La boca de Juan se había abierto lo suficiente como para introducir una lavadora en su interior. Zarzanmar, que de vez en cuando miraba a su cliente, decidió que la conversación telefónica había terminado.

— Vale, gracias, pues solo era eso — dijo, mientras colgaba — Juan, continuó el médium, su padre no ha querido ponerse, sin embargo, desde el más allá me han dicho lo que podrías hacer. En efecto, teniendo en cuenta que según los artículos 848 y siguientes y el 756 del Código Civil, algo gordo le tuviste que hacer al hombre para que te pueda desheredar legalmente (artículo 756, secciones 2, 3, 5, 6 y artículo 853), podrás reclamar tu herencia, siempre que puedas probar que las causas por las que fuiste desheredado son de dudosa certeza o si tales causas no han sido expresadas en el testamento (artículos 849 y 851). También me han recomendado en el más allá que visites a los vecinos, son abogados especializados en herencias. Ellos se harán cargo de tu caso gustosamente, asesorándote en todo momento.

Y fue así como Juan Perálverez solucionó su problema, al contactar con unos abogados expertos en herencias. Si usted está en la misma situación que Juan, puede ahorrarse el paso por la consulta de Zarzanmar el del Sendero Tenebroso contactando con nosotros. Ahorrará tiempo y dinero.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *