Derecho de representación: consulte a unos abogados expertos en herencias

Tal y como le pueden indicar los abogados expertos en herencias, de entre los principios que rigen el derecho de sucesiones en España, destaca el derecho de representación. Según este, si una persona muere antes que el causante de una herencia y, por tanto, no llegara a heredar, su derecho a dicha herencia pasa a sus descendientes. Por otra parte, según el artículo 921 del Código Civil, la sucesión intestada se caracteriza por el principio de proximidad de grado de parentesco. Según este, los parientes más cercanos en grado excluyen a los más lejanos. No obstante, el artículo 924 excluye este principio bajo algunos supuestos a través del mencionado Derecho de representación, de tal manera que se enveten resultados poco equitativas que pudieran derivarse de la aplicación del principio de proximidad de grado.

A continuación explicaremos brevemente este derecho. No obstante, esta explicación no puede sustituir una consulta con unos abogados expertos en herencias.

Para que el Derecho de representación se haga efectivo, es necesario que la persona representada adquiera la herencia por premoriencia, desheredación o indignidad. Ahora bien, según el artículo 923, la representación no se da en el caso de que una persona intermedia haya repudiado la herencia, ya que repudiar para sí conlleva repudiar para la estirpe.

El derecho de representación, por su parte, solo puede ser ostentado por los descendientes del heredero fallecido, indigno o desheredado. Respecto de las relaciones de parentesco entre la persona representada y el testador, el Código Civil regula el derecho de representación en función de si se trata de sucesión testada o intestada. En el caso de que se trate de sucesión intestada, el derecho de representación se aplica en función de si el parentesco es en línea recta o colateral. En el primer caso, este derecho únicamente se da en línea recta descendente, nunca ascendente. En el segundo caso, únicamente pueden ejercer este derecho los hijos de los hermanos del causante, los cuales concurrirán con los hermanos del causante si los hubiera.

En cuanto a la sucesión testada, el derecho de representación queda excluido, salvo en casos en los que se dé el supuesto de preterición (omisión de uno o más herederos forzosos en el testamento), que permitirá ejercer este derecho a los parientes que estén en la línea recta descendente.

Si le han quedado dudas, no se preocupe, es un tema complicado. En cualquier caso, siempre puede consultar a unos abogados expertos en herencias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *